Como primera opción el repartidor de GLS preguntará a un vecino si puede recepcionar y firmar por tu paquete. Si ninguno de los vecinos acepta el envío, GLS le dejará una nota de paso y llevará el paquete a la delegación/Agencia de destino. GLS hará un segundo intento de entrega.

Si el envío no se entrega tras el segundo intento, el paquete se estacionará en la delegación/agencia y pasados nueve días hábiles tras el primer intento, será devuelto al remitente.

Para poder modificar la dirección de entrega una vez se encuentre en nuestra red, has de contactar con tu proveedor para que autorice a GLS a realizar el cambio. Si el cambio implica cambio de código postal, se puede producir un retraso de un día laboral desde que es aceptada la petición en la entrega del envío.

Recuerda que, si lo deseas, puedes seleccionar la agencia GLS más cercana para recoger tus envíos GLS. También, puedes seleccionar uno de nuestros más de 3500 ParcelShops (puntos de recogida) para recepcionar tus paquetes, beneficiándote de sus amplios horarios de apertura.