Si estás recibiendo mensajes fraudulentos vía SMS o Whatsapp, remítenos pantallazos de las conversaciones, así como el nombre del contacto y el número telefónico de la persona que los envía. A menudo los números telefónicos desde los que se nos contacta son extranjeros. Este es un dato que nos debe hacer sospechar.

Se han detectado casos puntuales de smishing (phishing a través de SMS) en los que, además de utilizar la identidad de las compañías, suplantan el número de teléfono (spoofing) dificultando el reconocimiento del fraude.

Puedes contactar con nosotros para reportar los mensajes fraudulentos que recibas.