Debes ponerte en contacto con el proveedor que te ha vendido la mercancía y solicitar su devolución. Él te dará las instrucciones para su correcta devolución y, si es a través de uno de los puntos de conveniencia de nuestra red de ParcelShop GLS, recibirás un correo electrónico con un código QR. Con este código, puedes depositarlo en cualquier punto de recogida de nuestra amplia red en España.

Recuerda que el paquete debes llevarlo protegido y totalmente embalado, incluyendo tu nombre y dirección en el envoltorio.