Si quieres anular un pedido que te han enviado con GLS, has de contactar con tu proveedor para que comunique a GLS la anulación del envío. En el caso de que este proceso se haya retrasado por parte de tu proveedor y el personal de reparto de GLS se presente para realizar la entrega, has de rechazar la recepción e informar de su anulación.