Barcelona, 26 de noviembre de 2013. El comercio electrónico en España crece y marca récord. En este entorno la búsqueda de nuevos mercados ha sido un elemento clave y la internacionalización de las ventas un factor determinante. Las compañías buscan crecimiento más allá del mercado nacional. La empresa de paquetería GLS Spain transporta y distribuye miles de envíos a su destino con rapidez y seguridad.

«Para las empresas en España es importante abrirse también a los mercados extranjeros para la venta de sus productos, más teniendo en cuenta la difícil situación económica del país», explica Demian Folla, Division Manager GLS Spain. «Internet ofrece unas buenas condiciones en este sentido». Y para que «el cliente realice nuevos pedidos, el proceso de envío debe desarrollarse con total fluidez», concluye.

Conocer el mercado

Una de las principales claves para tener éxito en la internacionalización de las ventas es contar con un socio logístico experimentado y con conocimiento de los diversos mercados. Así, tanto zapatos como ropa, libros, gafas o cualquier otro artículo llegarán a destino con la rapidez y fiabilidad que el receptor desea. Adicionalmente la empresa deberá cumplir los siguientes requisitos:

  • Red internacional propia: Esta es una de las mayores ventajas que puede ofrecer un proveedor logístico. Si una empresa cuenta con delegaciones propias en los principales mercados, entiende las particularidades de cada uno de los países y -además- con su experiencia, estará en capacidad de diseñar rutas eficientes que permitan disponer de plazos regulares de entrega cortos.