Al igual que la mayoría de las grandes empresas de paquetería en España y el resto de Europa, GLS utiliza los servicios de socios de transporte o de empresas de transporte independientes para realizar las tareas de recogida y entrega de paquetes.

Nuestros socios de transporte conocen sus mercados y las condiciones locales, permitiéndoles hacer una planificación acorde a las mismas. Es el propio personal de reparto quienes mejor conocen sus áreas de entrega, los horarios de apertura, puntos de contacto, direcciones alternativas y restricciones de acceso.