Nuevo traslado, mayor capacidad

Barcelona, 8 de enero de 2014. GLS Spain trasladó sus oficinas centrales y la delegación de Barcelona a la plataforma logística CIM Vallés. Esto significa mayor capacidad y mejores instalaciones para la delegación que es, a la vez, hub internacional.

La empresa de paquetería europea GLS puso en operación nuevas instalaciones en Barcelona el pasado 16 de diciembre. El nuevo emplazamiento dispone de más de 4.000 metros cuadrados, 22 muelles de carga y descarga y alrededor de 550 metros cuadrados de oficinas. La nave, ubicada en el CIM Vallés de Santa Perpètua de Mogoda, ha sido equipada con sistemas de vídeo y seguridad dispuestos para la mayoría de delegaciones de GLS en el continente, que permiten ofrecer un servicio fiable, seguro y eficaz. Adicionalmente, la nave cumple la normativa del programa medioambiental ThinkGreen a través del cual la empresa promueve una logística más eficiente en cuanto al uso de recursos.

Para Demian Folla, Division Manager GLS Spain, “el traslado se debe principalmente a la necesidad de la empresa de contar con unas instalaciones que faciliten gestionar de manera eficiente el fuerte incremento de paquetería que transita desde y hasta Barcelona. Junto a la delegación se mudan las oficinas centrales de GLS Spain”.

Otro de los puntos clave para elegir el CIM Vallés ha sido, según Demian Folla, la ubicación estratégica de esta plataforma logística que se encuentra situada entre dos de las principales autovías de la región como son la AP7 y C33 lo que posibilita mejorar más los enlaces nacionales y europeos de GLS y que benefician directamente tanto a remitentes como a destinatarios.

Con esta mudanza, son dos años de constantes cambios en GLS Spain que han permitido -como mínimo- duplicar la capacidad de sus delegaciones de Zaragoza, Madrid, Alicante y Valencia y operar de manera eficiente desde 2012 en Andalucía con los puntos ubicados en Sevilla y Málaga y en el norte con Bilbao.